Profesor de la Universidad de Morón, becado por el Fondo Nacional de las Artes

Por Mariana Daniela Rola
Fotografías: Agustín Sinópoli.

 

León Maturana, Licenciado en Filosofía, Doctor en Ciencias de la Comunicación y actual profesor de Filosofía en la Universidad de Morón, ganó una beca por su trabajo de investigación en filosofía para niños y medios de comunicación. Hoy nos comenta sus futuros proyectos.
- ¿De qué se trata la beca?
El Fondo Nacional de las Artes nos la otorgó para continuar con nuestros trabajos en torno a la implementación de Filosofía para Niños para la alfabetización mediática y la educación para el pensamiento en la sociedad actual. Se busca la generación de condiciones en la escuela pública para que el niño, la niña piense, se exprese y cree a partir de sus experiencias con los medios y las nuevas TIC.
- ¿Qué trabajo fue el premiado?
Tuvimos una experiencia muy linda a nivel preescolar con jardines de infantes del distrito escolar 136 de Ituzaingó. Presenté –como director del grupo de investigación- un proyecto junto con un corto de siete minutos y medio donde se ve el modo como trabajamos en aquella oportunidad con los niños y niñas del preescolar público. Acompañamos además recomendaciones de Directivos de la UM (Alejandro Gavric y Claudio Cervino).Y con eso el FNA nos dio la beca.
- ¿Cómo empezó usted con filosofía para niños?
Es un proyecto que tiene ya varios años y que comenzó con un interrogante muy inquietante para docentes y padres: ¿Cómo afecta la televisión, en especial las representaciones de violencia, en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños? Yo adopté, desde el punto de vista epistemológico, una postura constructivista muy crítica con respeto al conductismo vigente en ese entonces, y pergeñé un modelo de comunicación social que me permitiera hacer las preguntas que me parecía que nos iban a conducir a comprender bien qué es lo que pasa en la relación del niño con la televisión y con cualquier tipo de contenido simbólico mediatizado por la industria cultural. En aquel momento le propuse a Gabriela Purita –profesora en nuestra Universidad en esta Facutad y en la de Filosofía- realizar una experiencia piloto de lectura de textos audiovisuales televisivos en el complejo escolar Pompeya-Pallotti de Castelar donde ella coordinaba un programa de Filosofía para Niños. Cabe destacar que el grupo que lidera Gabi junto a Nacho Testaseca, Licenciado en Filosofía por la UM, y Marianela Arrobas es, actualmente, un referente en la implementación de Filosofía para/con Niños en nuestro país. Aquella experiencia fue, en verdad, preciosa no solamente por lo que Gabi y Nacho me aportaron sino también porque nos posibilitó abrir una perspectiva en los estudios sobre la relación de los niños con los medios que ha suscitado gran interés en foros nacionales e internacionales. La elaboración de esa experiencia se convirtió en mi tesis doctoral en torno al uso de FpN para la alfabetización mediática.

- ¿Luego del interrogante planteado cómo siguió la investigación?
De allí saltamos a una aplicación del modelo en la escuela pública, con el objeto de probar que el concepto constructivista en que se basan nuestros trabajos nos permitiría realmente proponer un enfoque educomunicativo centrado en el pensamiento del niño, la niña. Para eso, montamos un aula armada sobre la base de la idea de filosofía para niños que ya habíamos experimentado. Este enfoque ampliado del paradigma de Mathew Lipman fue fundamentado en mi tesis doctoral.
- ¿Qué resultados obtuvo?
En principio, la idea de evaluar la relación de los niños con la televisión a base de estadísticas fue totalmente desechada porque no da ningún tipo de respuesta a lo que sucede desde el punto de vista psicológico, cognitivo y psicosocial en la subjetividad del niño a raíz de sus experiencias mediáticas. La conclusión sobresaliente que pudimos obtener fue que los niños y niñas lejos de ser espectadores pasivos son eminentemente activos, constructivos de las significaciones a las cuales acceden. Las satisfacciones y las sorpresas que tuvimos fueron enormes y maravillosas porque efectivamente, tal como pensábamos, son muy inteligentes y no se les pasa nada. Saben perfectamente bien qué es lo que está sucediendo en la ficción y lo diferencian claramente de la realidad. No obstante, es importante remarcar, como un presupuesto fundamental de nuestros trabajos, que el lugar de la recepción, el lugar de la relación de los niños con la televisión, no puede ser librada a la lógica del mercado. Tal como lo exige la Convención Internacional de los Derechos del Niño (incluida en nuestra Constitución Nacional) en su artículo 17, el Estado tiene que asegurar que los medios de comunicación ofrezcan productos de calidad para ellos. En nuestro país la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual ha creado una institución cuyo fin es promover la calidad de la televisión destinada a los niños, niñas y adolescentes: el Consejo Asesor del Audiovisual y la Infancia. El canal Encuentro, y el canal para niños Paka Paka, ambos del Ministerio de Educación de la Nación, se crearon en el marco de esta ley.
- ¿En qué proyecto están trabajando actualmente?
Estamos trabajando en el proyecto diseñado para el FNA que está correlacionado con nuestro trabajo de investigación en la Universidad. Este trabajo gira alrededor de nuestras ideas sobre lo que denominamos “alfabetización múltiple y educación para el pensamiento”. Los dos grandes planes que posibilitan la introducción en la enseñanza pública del uso de las TIC son Conectar Igualdad en el nivel secundario y el Plan Nacional de Inclusión Digital en las Escuelas (PNIDE), para el nivel primario. A propósito del PNIDE, nosotros estamos proponiendo como equipo de investigación, un trabajo en el primer ciclo de primaria –comenzando por el tercer grado-, para vincular lo que venimos trabajando en función del desarrollo del pensamiento del niño, y el uso de las Aulas Digitales Móviles (ADM), que es la herramienta fundamental de este plan. Las aulas digitales móviles han sido provistas a las escuelas primarias públicas por el gobierno saliente y consisten en carros que tienen 30 netbooks, un cañón, un máquina fotográfica, que se trasladarán en el interior de las escuelas de acuerdo con lo que se planifique en el currículo para cada área de conocimiento: matemática, lengua, ciencias sociales, ciencias naturales.

 

Luján y Gisela.

- ¿Cómo llevarán a cabo esta prueba piloto?
La directora de la Escuela Pública n° 21 “Gral.Manuel Belgrano” del Distrito Escolar Morón, Alejandra Korol, luego de que le presentáramos el proyecto nos invitó a que realizáramos la experiencia en su escuela*. Desde setiembre – junto con los investigadores del equipo y la participación de egresadas de la Universidad que se están formando en Filosofía para Niños y medios, hemos estado preparando con los docentes de la EP21 lo que haremos en el 2016 de manera sistemática en el aula de lengua, usando las ADM (la EP21 tiene tres carros). Las docentes de la escuela son: Luján Salomone –bibliotecaria escolar y coordinadora del PNIDE en la escuela-, Gisela Hernández -docente de tercer grado-, Silvina Gómez -docente de primero y segundo grado- y Mabel Kusnier -a cargo de un taller de poesía para niños pequeños. Todas son maestras con una larga actuación en la docencia y una gran sensibilidad y capacidad de relacionamiento con los niños y niñas. Hay mucho entusiasmo y expectativas en torno a los objetivos planteados para la experiencia. Tanto Alejandra, la directora, como Mónica Mendoza, la vicedirectora, han participado de las sesiones.

León muestra los trabajos de la experiencia.

- ¿En qué utilizarán la beca que ganaron?
Mi ambición es que todo esto que estamos trabajando en la EP 21 se convierta en material para un documental de larga duración donde podamos exponer nuestras experiencias en preescolar y en el primer ciclo escolar. Los aspectos técnicos de la realización lo estamos cubriendo con el dinero de la beca. Para nosotros que pertenecemos a esta comunidad universitaria es muy significativo que nos hayan concedido esta beca pues lo que produzcamos va a tener una difusión avalada y auspiciada por el Fondo Nacional de las Artes. Así que estamos muy contentos en ese sentido.

Celina y Graciela.

Celina, Graciela.
Permitime, antes de que cierres la entrevista, que mencione al equipo que me acompaña, todos de la Universidad de Morón.
Lic. Marcelo Aguilar, cineasta, titular de varias materias en la carrera de Diseño y Producción Multimedial
Lic. Juana Ruiz, Asociada en Filosofía de la Comunicación.
Graciela Fernández Capel, Mter. por la Universidad de Salamanca, del Área de Ciencias de la Educación de la Facultad de Filosofía, Ciencias de la Educación y Humanidades, con varias cátedras.
Carina Mizdrahi, Licenciada en Ciencias de la Educación, Medalla de Oro y Diploma de Honor de la UM, de la misma Facultad, con varias cátedras.
Celina Díaz, Lic. en Ciencias de la Comunicación de nuestra Facultad.
Solange Bellucci Acosta, Lic. en Ciencias de la Comunicación de nuestra Facultad.
Daniela Quevedo, Lic. en Filosofía de la Facultad de Filosofía, Ciencias de la Educación y Humanidades
María Eugenia García Mega, Lic. en Diseño y Producción en Comunicación Multimedial (Asistente de dirección y coordinadora del equipo de filmación)
Agustín Sinópoli, Lic. en Diseño y Producción en Comunicación Multimedial (autor de las fotos).
Clara Repetto, (productora) Lic. en Diseño y Producción en Comunicación Multimedial.
Johana Olaizola, (camarógrafa) próxima a recibirse en la carrera de Lic. en Diseño y Producción en Comunicación Multimedial.

 

*La entrevista fue realizada en setiembre de 2015. Desde la apertura del presente año lectivo la Directora de la Escuela es Graciela Sánchez y Alejandra Korol es la Vicedirectora. Hemos recibido el aval y apoyo de Graciela Sánchez para continuar el proyecto. Alejandra Korol  se incorporará al proceso para participar activamente.