Ignacio Cángelo: Publicidad en fotos

Header Creativos

Ignacio es un fotógrafo en constante ascenso, de perfil publicitario y un estilo muy propio. Eligió la fotografía porque la consideró la actividad en la que podría hacer una diferencia. Hoy, desarrollándose freelance, ama lo que hace. En esta nota nuestro entrevistado nos cuenta su experiencia, en la que logra  combinar dos campos profundamente enlazados y enamorados el uno del otro: fotografía y publicidad.cangelo01

Los primeros pasos firmes de Ignacio en el mundo publicitario comenzaron con un pequeño pero chispeante disparador: “Un amigo me llamó porque tenía una toma pequeña para hacer. Esa toma, incluía a Luli Fernández e Iván de Pineda. Las hicimos durante un rato en una estación de servicio y luego le siguió el retoque. Lo cierto es que detrás de eso hay mucha búsqueda. Fueron 4 años de meterme a estudiar Publicidad pero desde la perspectiva del fotógrafo, de hacer más cursos, de apostar por un montón de opciones que me permitían acercarme un poco a eso que quería lograr, de desarrollar Portfolio”. Está claro que las oportunidades laborales para el fotógrafo deben construirse ladrillo por ladrillo a cuenta del interesado. Cada toma significativa profesionalmente, expande el criterio y la experiencia, recorta el estilo particular del fotógrafo y se constituye como oportunidad en sí misma. “En el caso de la fotografía no funciona tanto como `Me recibo, tengo un título, entonces por eso me van a dar trabajo´, sino que es mucho más complejo.”

ignacio

Uno de sus logros más destacados fue su trabajo para la película dirigida por Damián Szifron, Relatos Salvajes. En ella desarrolló las tomas del backstage y las fotos fijas y capturas para prensa, correspondientes a la segunda mitad de la película en los episodios:  “Hasta que la muerte nos separe”, “El pacto” y “El más fuerte”.  Ignacio se siente inmensamente feliz por haber tenido la posibilidad de fotografiar a artistas como Oscar Martínez y Leonardo Sbaraglia. Una de sus fotografías estuvo plasmada en la pantalla principal de la premiación del Oscar durante la nominación de la película, y en la vía pública de países como Alemania y Transilvania.

En la actualidad,  no se queda quieto y sigue indagando en este mix de actividades que es su vocación. Hizo trabajos para agencias como David y Don. Trabajó con la cuenta Shell y fue fotógrafo de la Municipalidad de Vicente López. Participó como asistente en numerosas producciones y fotografió eventos del Círculo de Creativos Argentinos, el Diente, el Ojo de Iberoamérica y Publicidar desde el año 2013. Muchas de esas oportunidades fueron posibles gracias a la Aloha Photo School y sus inagotables ganas de hacer una diferencia.

Para nuestro entrevistado la fotografía es una herramienta fundamental en el bagaje del Director de Arte, y también en la vida cotidiana de cualquier persona. Recomienda, casi en tono imperativo, hacer un curso básico para saber y entender de qué se trata, descubrir las infinitas ramas de la imagen. Le sugiere a todos los publicistas (y estudiantes) sumergirse en este mundo: “Porque me parece que es básico, la fotografía forma parte de casi todo lo que hacemos en publicidad. Y entender foto ayuda a entender cine, y viceversa. No digo que tienen que hacer una carrera, pero sí enriquecerse sobre qué hay detrás de cada toma para entender el trabajo del fotógrafo y su equipo, y para poder darle el valor que esta actividad merece, como todas las otras que proveen a la industria de la publicidad. Siempre en pos de tener mayores herramientas para solucionar problemas a la hora de desarrollar una pieza, y/o producir un resultado superador”.

 

cangelo02

En cuanto a las posibilidades laborales de un publicista en la fotografía, Ignacio da un visto positivo: “Yo creo que hay  muchas en la medida que le deje el alma y la vida. Dedicarse a ambas cosas sería difícil. El formato laboral no es el mismo para un fotógrafo que para un creativo, hay muy pocos trabajos de fotografía en relación de dependencia como lo hay para los creativos que trabajan fijos en agencias. No creo que haya que meterse a hacer fotos por capricho, sino con la responsabilidad y dedicación que eso implica. Esto no suele resumirse a fotear, sino que hay que tener y brindar una plataforma extensa de soluciones para hacerse responsable de grandes presupuestos, donde no se puede fallar”.

Existen muchos cursos de fotografía básica, iluminación, retoque digital, post edición y demás. Se trata de saber vincular e integrar disciplinas como la Publicidad y el Diseño Gráfico, que tienen en común la imagen en sus distintas variantes y utilizaciones. Expandir la mirada es imaginarse conectando muchas cosas que, en su ejercicio, reconfortan y hacen feliz al artista (porque eso somos). Si encontramos esa relación y aprendemos a explotarla con las capacitaciones que sean necesarias y profundas ganas de golpear puertas mostrando lo que hacemos, nuestro futuro laboral dejará de ser esa utopía inalcanzable que creíamos que era.

Podés ver los trabajos de Ignacio y conectarte con él a través de su página web www.ignaciocangelo.com