E-Learning: tendencias y desarrollo

Con los avances tecnológicos, cada vez se utiliza con mayor frecuencia la enseñanza por medio de Internet y herramientas electrónicas, comúnmente denominada e-learning, que agiliza visiblemente los procesos de educación, y resultan de gran comodidad y utilidad a la hora de desarrollar las pautas que exigen distintos cursos y carreras de diferentes ámbitos.

Escribe: Leonardo Nuñez.
Asimismo, ¿cuáles son las ventajas y desventajas del e-learning? ¿es suficiente con estas nuevas metodologías desarrollar de la mejor manera los procesos de enseñanza-aprendizaje?
Distintos puntos de vista y en diferentes debates al respecto se señala la necesidad de contar con un apoyo paralelo a lo que son los procesos de educación por medio de estas plataformas, es decir, la importancia de contar con el apoyo del docente en sus modos tradicionales.http://www.dev-creative.com/images/e_learning.jpg
Ahora bien, es cierto que el acceso a gran cantidad de materiales por medio de Internet, la comodidad con que se desarrollan las tareas, la reducción en los costos de los cursos y las actualizaciones permanentes de los materiales para estudiar, entre otras, representan grandes ventajas. Sin embargo, también es cierto que existen diversas desventajas, como son las relacionadas a la falta de apoyo docente, algo indispensable para un buen proceso de enseñanza-aprendizaje, la dependencia elevada a estos mecanismos que también conlleva a una calidad educativa insuficiente, y a la falta de controles en el sentido de la permanencia y acompañamiento de los profesores, lo que puede llevar a una dispersión de los estudiantes que termina desfavoreciendo al aprendizaje.
La tendencia al uso cada vez más frecuente del e-learning, no solo forma parte de la Argentina, sino de distintos países en el mundo. España es un claro ejemplo de esto.

En aquel país, como señala el sitio web Dirigentes digital.com , “la formación online reduce los costes hasta un 50% y los tiempos de aprendizaje en un 60%”. Además, en relación a las tendencias que van a determinar la evolución del mercado del eLearning en España, se mencionan:

“1. Aplicación de Big Data: con el incremento exponencial de estudiantes y cursos, el uso de herramientas de Big Data permitirá conocer mejor los patrones de comportamiento de los estudiantes ante determinados contenidos y cursos; mejorar y reforzar determinados aspectos del curso con contenidos interactivos adicionales; diseñar cursos prácticamente a la medida; y hasta mejorar los procesos de reclutamiento laboral mediante la identificación de determinados perfiles de estudiantes en función de diferentes criterios que proponga la empresa demandante de vacantes. Algo que ya hacen en Estados Unidos más de 350 empresas como Google, McAfee, Yahoo! o Deloitte.

2. Formación multisoporte a la carta: la irrupción de nuevos dispositivos ha cambiado la forma en la que los usuarios acceden a los contenidos e interactúan con ellos. La llegada de los relojes inteligentes y otros wearables o las ventajas que ofrecen los servicios en la nube, no harán más que acentuar esta tendencia. Al cambio de formato se suma también el cambio en los hábitos de aprendizaje, de manera que cada estudiante pueda personalizar su curso, su ritmo de aprendizaje y el formato en el que quiere ver los contenidos.

3. Demanda de mLearning: con más de 2.000 millones de usuarios de smartphones en el mundo; la tendencia a aumentar el tamaño de la pantalla de los dispositivos (tabletas y smartphones); y la posibilidad de estudiar un curso en cualquier momento y a cualquier hora, se prevé que el mercado mundial de educación móvil supere los 37.800 millones de dólares en 2020.

4. Auge de apps y gamificación: el número de apps de educación crecerá en los dos próximos años entre un 180% (las de pago) y un 239% (las gratuitas). Uno de los segmentos de mayor crecimiento serán las que apliquen técnicas de gamificación, pues se estima que un alumno retiene hasta el 90% de los conocimientos cuando interactúa de alguna manera, frente al escaso 10% cuando sólo se lee o el 30% cuando el contenido se apoya con formatos audiovisuales.

5. Ahorros de costes y tiempo de aprendizaje: se calcula que para 2019 uno de cada dos cursos se impartirá online. Las empresas van a triplicar su inversión en formación online ya que se estima que se reducen los costes hasta un 50% respecto a la formación presencial, se consigue un ahorro energético del 90% y, sobre todo, se reduce en un 60% el tiempo de aprendizaje.”

 

Estas cuestiones, si bien en la Argentina no se encuentran con un desarrollo tan visible como en otros países del mundo, poco a poco van llegando al público que utiliza cada vez con más asiduidad dichas herramientas. Al respecto, ya el año pasado en un estudio basado en 400 encuestas en nuestro país realizadas a graduados, estudiantes y profesores de distintas universidades, por la consultora Oh!Panel, dio como resultados, entre los más relevantes, según señala el sitio web Universia.net :

http://noticias.iberestudios.com/files/2014/03/e-learning1.jpg“Un 65% de los encuestados sostienen que los MOOCs optimizan el proceso de aprendizaje.
Un 45% de los consultados valora el mejor aprovechamiento del tiempo y la flexibilidad horaria.
Un 20% de los encuestados resaltó a la accesibilidad como mayor ventaja.
Un 55,3% de los encuestados planteó como principal debilidad de la educación online a la ausencia de contacto personal. Esto demuestra que tanto estudiantes, exalumnos y profesores valoran el contacto “cara a cara”.
Un 66,1% de los consultados valora que el estudiante sea el centro del proceso en los cursos online.
Un 11% de los alumnos y un 9,3% de los graduados consultados dijeron tener dificultades para organizar grupos de estudio y debates online.
Un 82,4% de los encuestados utiliza correo electrónico.
Un 84,4% de los consultados considera a los celulares como fuentes de distracción en el aula.
Un 30,7% de los encuestados dijo haber utilizado alguna vez las aulas virtuales y las tutorías a distancia.                                                                       Un 87% de los encuestados plantearon que la educación actual no puede pensarse sin internet.
Un 66,2% piensa que el uso de herramientas del e-learning aumentará considerablemente en los próximos 5 años.”

 

 

Con esto, se observa una marcada tendencia a la utilización y aceptación de estas herramientas y formas de enseñanza-aprendizaje, que adaptan los modos de educar a los grandes avances tecnológicos propios de la sociedad actual, que afectan todos los aspectos de la cotidianeidad, donde la educación no resulta la excepción.
Si la tendencia continúa en la Argentina, que por cierto, no hay indicios de que esto se frene, las instituciones educativas deberán seguir actualizándose y actualizando a sus docentes en materia tecnológica para los próximos años.