Editorial: Palabras de fin de año

decano3_thumbQueridos integrantes de la Comunidad FICCTE:

Un nuevo año llega a su fin…

Podemos verlo como el instante en que comienza a bajar el telón luego de finalizar el primer acto de una obra, de la que hemos sido protagonistas como actores y como autores. Las luces bajo las que lo representamos, al irse apagando dejan de encandilarnos y ello nos permite ver gran parte de la platea. Al observar el público, tomamos conciencia que hay quien aplaude, quien permanece indiferente y también quienes nos abuchean.

Nada podemos hacer para mejorar o empeorar la escena que se desarrolla ante nuestros ojos, sólo cerrarlos esperando que se pierda la imagen, o analizar nuestro desempeño y prepararnos para cuando el siguiente acto dé comienzo.

El cerrar los ojos no permite que lo trascendente se borre, sobre todo porque somos responsables de todo ello.

Las críticas deben servirnos para reconocer nuestros errores y aprender de ellos y los aplausos no sólo usarlos como caricia para el alma, sino también tomarlos como materia prima para el próximo acto.

Muchas cosas nos han pasado, como individuos y como componentes de esta sociedad a la cual conocemos como FICCTE.

Han arribado a ella nuevos integrantes, y algunos aparentemente nos han dejado.

Los que llegaron no sólo han sido bienvenidos sino que con sus primeras experiencias en la vida universitaria, han sentado las bases para transformarse en los profesionales que dibujaron en sus sueños.

Los que nos han “dejado”, han logrado transformarse en embajadores no sólo de la Facultad sino también de la Universidad. Donde quiera que desarrollen su actividad, demostrarán los saberes que lograron cosechar en esta casa.

Así como podemos analizar lo vivido, el nuevo año nos invita a generar nuevos sueños.

Al proponernos concretar esos sueños, nos daremos cuenta que si bien algunos parecen imposibles, podemos iniciar acciones en la dirección deseada, disfrutando tanto de lo que pensamos obtener como del camino que nos lleve a ese logro.

Para los que profesamos la fe católica, la Navidad no es la llegada de Papá Noel, sino el festejo de un nuevo nacimiento de Jesús. Acabo de leer en una novela, que si hay algo que conmociona al ser humano, es el nacimiento y la muerte de otro ser. El nacimiento como un nuevo inicio y la muerte también como otro inicio.

Que las próximas Fiestas nos permitan renacer en nuestra esperanza, como Facultad, como Universidad, como Nación, y nos dé la posibilidad de concretar alguno de nuestros sueños, apoyados en todo lo que hemos vivido.

Afectuosamente

Ing. Hugo René Padovani

Decano

Facultad de Informática, Ciencias de la Comunicación y Técnicas Especiales

Universidad de Morón