El Fenómeno Ebook: posibilidades y estancamiento

En el mundo, y principalmente en países en vías de desarrollo, como el caso de la Argentina, no suele resultar nada fácil adaptarse a los vertiginosos cambios que implanta la tecnología. Éste es el caso de los libros digitales llamado ebooks, los cuales pueden ser leídos en múltiples plataformas de manera virtual. Aún así, si bien a priori, resulta de gran expectativa esta nueva forma de adquirir material de lectura y se espera que se desarrolle abarcando cada vez más sectores, existen un conjunto de cuestiones que frenan ese avance.

11534825-ipad-ebook-publishing-services
La Argentina, si bien es un país que suele adaptarse a los avances tecnológicos, aunque con lentitud en muchos casos, necesita desarrollar mayor cantidad de herramientas y posibilidades para dichos avances, y éste es un punto fundamental para hacer crecer la industria de ebooks. Asimismo, como se señala en el sitio web de futuroestudiapresente “en la actualidad ya hay varias editoriales en nuestro país que publican solo en formato digital. Entre ellas se destacan Editorial Conejo, Santos Locos, De Parados, Caballo Negro y Hoja de Trabajo. Los países que más han adoptado este nuevo dispositivo son Inglaterra, Estados Unidos, China y Rusia.

Por otro lado, uno de los conflictos que se presentan, es el relacionado a los derechos de autor. Como se señala en el sitio web mencionado, “frente al miedo de perder los derechos sobre el contenido de las obras, Adobe creó un sistema de seguridad encuadrado dentro de los sistemas de gestión digital de derechos (DRM – sus siglas en inglés -). Los sistemas de DRM restringen la lectura de libros en dispositivos distintos, hay limitaciones por fecha y borrado de libros ya comprados. Como sucedió con Amazon que borró miles de copias de la novela 1984 de George Orwell.”

Por cuestiones como las mencionadas, entre otras, las estadísticas resultan nada favorables para el desarrollo de los ebooks en distintos lugares del mundo. A modo de ejemplo, como menciona el blog de El País de España, en un artículo publicado en enero de este año, la venta de libros en papel cae un 15% y la venta de ebooks se estanca. “El total de libros electrónicos registrados en España en 2013 fue de 20.402, solo 323 registros más que en 2012 y 2.559 más que en 2011 (un 12,54% de aumento). No obstante, se debe tener en cuenta que Amazon, el mayor vendedor de ebooks en España, no facilita datos de ejemplares vendidos y no obliga a obtener el ISBN de los libros electrónicos para venderlos. Por tanto, muchos ebooks vendidos por Amazon, especialmente los autoeditados, no forman parte de las estadísticas del sector. En el ranking de los 25 ebooks más vendidos de Amazon en 2013, diez (40%) pertenecen a libros autoeditados.”

ebooks

Además se agrega que “algunos especialistas consideran que por cada doscientos libros vendidos en las librerías españolas se venden tres ebooks en las electrónicas (sin contar las ventas de Amazon e iTunes de Apple). Así, por ejemplo, un libro que venda 5.000 ejemplares en librerías es muy posible que no pase de 75 ebooks.”
Por esto, resultará necesario comprender de fondo los motivos por los cuales, por el momento, resulta difícil el desarrollo de los ebooks y su adquisición, para así actuar en consecuencia, ya que la oferta de material de lectura electrónico debe tomarse como una gran posibilidad de expandir las fronteras de la educación, la lectura y el disfrute de la misma, algo que un buen lector conoce a la perfección.

 

 

 

 

Por Leonardo Nuñez