La crisis de sustentabilidad de los diarios digitales

La estructura de los periódicos digitales se presenta en crisis a causa de la falta de sustentabilidad por los ingresos de publicidad en la web. Ante esta realidad muchos medios a nivel mundial comenzaron a implementar el sistema de suscripciones online pagas. Clarín es el primer diario digital de Latinoamérica en monetizar sus contenidos.

Por Mauricio Díaz*

“En la actualidad, la información de los distintos diarios está a la alcance de la mano. Solo falta abrir una notebook, encender una Tablet o buscar el celular para acceder fácilmente a cualquier portal digital de noticias. Es fácil, cómodo, rápido, pero sobre todo gratis. Pero esta etapa de fácil acceso a los contenidos de información parece tener fecha de vencimiento debido a que las ganancias por publicidad digital no dejan margen de rentabilidad en las empresas de medios.

“No hay una salida exclusivamente focalizada en el modelo web”. Así sintetiza Jorge Fontevecchia, CEO del diario Perfil, la problemática de sustentabilidad a largo plazo de los periódicos. El empresario de medios afirma que la publicidad online no es un modelo de negocio que pueda perdurar en el tiempo debido a que cada vez deja menos ganancia.

“La publicidad online hoy no es viable. Tampoco creo que la publicidad sola sostenga redacciones que hagan contenidos a alta escala”, sostiene el CEO de Perfil en una entrevista brindada a la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas.

Lo que el común de la gente denomina democratización de la información es un gran avance para el público consumidor por la accesibilidad que posibilitan los avances tecnológicos, sin embargo, presentan un conflicto para las empresas de medios a momento de sustentar sus contenidos online.

Fontevecchia asegura que el mercado digital está subordinado ante los grandes de internet, lo que hace difícil la inserción de un negocio para los medios donde la concentración de ganancias esta aglutinada en unos pocos.

“La publicidad está bajando el CPM dado que empresas tecnológicas como Google, Youtube y Facebook, que no tienen que gastar en producción de contenidos, consiguen audiencias sin costos y pueden vender la publicidad mucho más baratas que los medios que producen contenido y deben invertir dinero para obtener audiencias”, asevera el empresario.

La convergencia informativa que poseen las grandes empresas de internet como Facebook atentan no solo contra la calidad de contenido que se ve mermada, sino contra la competencia de un mercado sin pauta para los medios digitales. En este sentido, Daniel Hadad, fundador del único diario puramente digital de la Argentina, Infobae, admite que su principal competencia no es La Nación ni Clarín, sino que su “amenaza” más latente es Facebook, que funciona como una “máquina de tomar contenidos, usarlos y editarlos”.

Es así como Facebook se transforma en un gran portal unificador de los contenidos que toma de los distintos medios digitales, los edita y los distribuye a su gusto. Hoy el consumidor se informa más por lo que encuentra en dicha red social que por leer algún diario, lo que representa una clara desventaja para las empresas de medios que crean este contenido para que Facebook los tome, los distribuya y luego se quede con el negocio publicitario.

“Los medios que generamos contenido tendremos que replantearnos qué pasa con estos distribuidores que toman lo que hacemos de manera gratuita y terminan vendiendo publicidad mientras nosotros pagamos a los periodistas”, plantea el CEO de Infobae.

El contexto mundial

La falta de sustentabilidad de los medios digitales parece haber quedado demostrada en estos últimos años. Los medios digitales más importantes del mundo están viendo caer sus ganancias: el Huffington Post con más de 200 millones de usuarios pierde dinero; el Vox, que fue adquirido en un 15% por NBC Universal por un monto de 200 millones de dólares y con 150 millones de usuarios, también pierde dinero.

Solo en el año 2015 el contenido online aumentó 30%, según publica la Asociación de Entidades y Periodistas Argentinas. No obstante, los ingresos provenientes de las plataformas digitales sólo presentan el 3% de los ingresos totales y no parecen cambiar el rumbo: en los últimos años la inversión en diarios online decreció un 17.2%.

En 2016 la caída de circulación en papel tanto en Europa y América del Norte presentó un 23%, lo que marca el camino para los demás continentes. Sin embargo, el 92% de los ingresos del sector todavía provienen de la edición impresa, donde la ganancia por circulación supera a las provenientes por publicidad, que sólo aporta el 12% de la torta publicitaria mundial.

Raju Narisetti, vicepresidente de estrategia de News Corporation, dueña de Wall Street Journal, afirma que “todo modelo de negocio se basa en la publicidad porque nacen en la era digital y no tienen costos de impresión o distribución, pero el problema es que los CPM continúan cayendo porque la oferta es infinita y cada vez más infinita”.

La debacle de la gratuidad

La publicidad no puede cubrir los costos para la elaboración y el sustento de los portales digitales, de hecho, las ganancias de las empresas de medios continúan llegando de sus ediciones impresas. Ante esto, los diarios digitales encuentran en las suscripciones online una nueva estructura de ingreso.

La decisión del Diario Clarín de cambiar su modelo de negocio y transformar el acceso de su contenido digital a través de las suscripciones online pagas a partir del 1 de junio del corriente año, no sólo ha sido noticia por ser el primer diario en América Latina en implementarlo, sino que causa expectativa sobre lo que podría considerarse una nueva estructura para la prensa ante la carencia de sustentabilidad a largo plazo del modelo digital publicitario.

Julia Cagé, autora del libro “Salvar a los Medios de Comunicación”, explica que la gratuidad de los contenidos fue un grave error de los medios frente a la falta de un sustento a largo plazo. “Los medios jamás podrán monetizar su audiencia online a través de los ingresos publicitarios. Ha sido un error ofrecer contenido gratuito. Creo que el único modelo de negocio sustentable para el futuro de la industria de medios es introducir paywalls”, expone en su libro.

Pero si bien este mecanismo es nuevo en Argentina, en el mundo ya se ha implementado. Diarios de renombre como el New York Times, en EEUU, o Le Monde, en Francia, han comenzado a recuperar su rentabilidad a partir del modelo de suscripción.

No obstante, hay cierta incertidumbre en algunos sectores de los medios por saber si esta estructura de negocio pueda ser sustentable a largo plazo. La pregunta es si el consumidor está dispuesto a pagar por un contenido que hasta el momento le resultó gratuito.

La comparación de la nueva estrategia de suscripciones nco los OTT (Over The Top) -que es la denominación que llevan los contenidos exclusivos web y pagos- busca asimilar este modelo con el de Netflix, en lo audiovisual, o Spotify en el sonido. Pero el problema que presenta esta comparación es que tanto Netflix y Spotify tienen un alcance mundial y la mayoría de los diarios no trasciende los límites de su lengua, y muchas otras veces, los de su propio país.

El segundo inconveniente que presenta el modelo de los OTT en los periódicos digitales es que, a diferencia de Netflix, los contenidos periodísticos se vuelven obsoletos rápidamente y de nada sirve poder “stockear” noticias para un consumidor.

Una salida a futuro

El modelo de suscripción online es una salida actual para la falta de sustentabilidad por parte de la publicidad, sin embargo, tampoco hay seguridad de que represente una salida a largo plazo.

Internet se presenta en principio como una plataforma para reemplazar la anterior, pero lo que muchos empresarios de medios observan es que internet “no es en lugar de, sino además de”. En este sentido, Jorge Fontevecchia expresa su postura en una nota titulada “Las 8 mentiras sobre el periodismo en la Web”, donde afirma que “la única forma de que queden organizaciones profesionales de cierto tamaño y no boutiques cuasi artesanales, será que cada empresa sea un collar de medios y con cada medio un collar de plataformas, que en la suma construyan por acumulación de audiencias significativas y, a la vez, reduzca costos tanto por plataforma como por medio, al compartirlos todos”.

Desde esa mirada, internet se presenta como una gran oportunidad para el periodismo y para los diarios digitales en particular, si logran sobreponerse e innovar en una nueva estructura de modelo de negocio.

*El autor es estudiante de la asignatura Redacción Gráfica Interpretativa a cargo del Lic. Marcelo Botto, en la licenciatura en Periodismo de la FICCTE, UM