La educación y el aprendizaje en la era digital

La educación y el aprendizaje en la era digital

Las nuevas tecnologías, a pesar de sus desventajas, han demostrado resultar útiles en los ámbitos gráficos y audiovisuales; especialmente en cuanto a la “democratización”, ya que dicho proceso representa inclusión social al integrar o “conectar” a todos los individuos dentro de una comunidad donde no importe ideología, estatus social, edad o raza.

f

Por su parte, estos avances tecnológicos no solo revolucionan a los tradicionales  medios de información y la comunicación con respecto a sus paradigmas, sino que además inciden de manera veloz en todo el mundo y en todo nivel, sea en la esfera científica, tecnológica, política y hasta moral. Como resultado nos hallamos obligados, en cierta forma, a adaptarnos haciendo importantes y permanentes cambios.

Ahora bien, ¿resulta importante llevar a cabo dichas transformaciones en otros ámbitos o espacios de aprendizaje tradicional tales como las escuelas o universidades?

 

Los adolescentes y el uso de las nuevas tecnologías

La problemática que respecta a la formación académica y los conocimientos digitales no es exclusiva responsabilidad de las escuelas, es su prioridad pero poco puede hacer por los pequeños y adolescentes si estos no pueden continuar aplicando lo aprendido en sus hogares; sea por falta de herramientas y recursos económicos, poca disposición del tiempo o una mala inversión de este.

Es importante a tener en cuenta la utilización que ambos grupos generacionales realizan de los dispositivos tecnológicos y las conexiones digitales, sea un smartphone, tablet. Por ejemplo, en el caso de los adolescentes, el 100% de ellos según las encuestas usan dichos dispositivos para ingresar a Facebook, Instagram, Snapchat y YouTube; solo el 50% de los de los adolescentes hace uso de su tiempo para realizar la tarea escolar con ellos, pero ninguno busca información adicional a su búsqueda previa.

k

Entonces tenemos por un lado el grupo de chicos y adolescentes que están en una buena posición económica, poseen acceso a una buena educación pero interactúan incorrectamente con las nuevas tecnologías. Luego está la otra parte, aquellos niños y jóvenes que pertenecen a sectores vulnerables, carentes de recursos económicos y educativos.

Tal y como lo demuestra un reciente estudio realizado por Microsoft en el Barrio Carlos Mujica que, a partir de una encuesta llevada a cabo a los adolescentes que allí residen para descubrir su rol y perspectiva en lo que concierne al avance digital; para lo cual durante dicho estudio, realizaron un curso de programación de una hora y asi poder responder algunas de las preguntas. Los resultados de esta encuesta revelaron que, de los 100 jóvenes entrevistados, el 100% al regresar a sus hogares no cuenta con conexión a Internet, a excepción de la proporcionada a su celular (limitada al crédito que posean para consumir).

En otras palabras, no les era posible continuar con lo aprendido o ponerlo en práctica, esto teniendo en cuenta que el 80% de ellos tenían que cuidar a sus hermanos pequeños y el otro 90% dedica su tiempo a las tareas domésticas. Si bien esta investigación tomo como objeto de estudio una de las zonas más vulnerables de Argentina, no obstante quedo en claro la capacidad de los chicos para desarrollar y producir; pero la influencia de factores familiares o personales afectando su disponibilidad para dedicarle atención a estos conocimientos tecnológicos e inclusive la carencia de tiempo y herramientas de las escuelas para desarrollarlos aleja a estos adolescentes de aquellos que si pueden dedicarle el tiempo necesario para explorar estas nuevas tecnologías.

Si bien esta investigación tomo como objeto de estudio una de las zonas más vulnerables de Argentina, no obstante quedo en claro la capacidad de los chicos para desarrollar y producir; pero la influencia de factores familiares o personales afectando su disponibilidad para dedicarle atención a estos conocimientos tecnológicos e inclusive la carencia de tiempo y herramientas de las escuelas para desarrollarlos aleja a estos adolescentes de aquellos que si pueden dedicarle el tiempo necesario para explorar estas nuevas tecnologías.

De modo tal, que nos encontramos ante una nueva incógnita ¿estas nuevas generaciones de jóvenes argentinos están preparadas para los avances socio-tecnológicos que se producirán en el futuro?

 

El rol de los docentes como herramienta para la inclusión digital

Es preciso tener en cuenta el impacto que las nuevas tecnologías han causado en el mundo, cambiándolo radicalmente, hasta tal punto que las sociedades se hallan encaminadas hacia un futuro económico, social y político que va a estar ligado al avance tecnológico.

las sociedades se hallan encaminadas hacia un futuro económico, social y político que va a estar ligado al avance tecnológico.

Llevándonos, de esta manera, a reflexionar acerca de la vital importancia de las instituciones educativas y su modo de aprendizaje, dado que son las encargadas o formadoras de las nuevas generaciones. Sin olvidar el papel de los docentes y su capacitación respecto al avance digital que ocurre actualmente, resultando fundamental el hallar fortalecido su rol para así ayudar a la construcción y circulación de los conocimientos vinculados a la alfabetización digital entre los alumnos. De forma tal, que se pueda alcanzar la integración de los chicos y jóvenes a esta nueva cultura digital a través de la educación.

l

De hecho en Argentina, recientemente en abril de este año se ha implementado el Plan Nacional de Educación Digital (PLANIED) para desarrollar actividades teóricas y prácticas que orienten a los docentes en la creación de clases innovadoras con nuevas tecnologías para lograr la formación de los alumnos como ciudadanos plenos de la sociedad del siglo XXI, favorecer sus habilidades para crear, comunicarse, establecer relaciones solidarias que contribuyan al aprendizaje propio y de otros.