El folklore en la era digital

El turco RíosPor Alan Brédice

Por lo general se han atribuido estas expresiones de la cultura, o la constitución de la misma como delimitadoras de una etnia, de una comunidad específica, como elementos diferenciadores entre unos y otros, factores de constitución de naciones y establecimiento de valores intrínsecos, casi siempre circunscritos a un territorio, en este caso, la República Argentina.

Pero en internet, entre un sin número de espacios, entre redes sociales, plataformas de servicios, ¿podríamos ser considerados comunidades? ¿Podríamos tener una cultura propia? ¿Expresarla a través del folklore?

La música, en este caso, el folklore en especial, se está adaptando a esta nueva era.  El “turco” Rios, reconocido folklorista argentino, dio su parecer acerca de este tema…

“La libertad para expresar, para compartir, así como para tener acceso a lo que otros expresan y comparten nos ha hecho ante todo miembros de la comunidad global del internet, podemos tener seguidores, contactos o amigos de cualquier naturaleza, edad, condición social e incluso idioma”.

¿Usa las redes sociales para promocionar su carrera? Si es así… ¿Cuáles y como las usa?

“En principio, sí. Uso todo la tecnología que puedo, pero la misma gente que filma en los shows y espectáculos (inclusive con teléfonos muy precarios, te diría yo) sube los videos a YouTube, por ejemplo; y sino lo cuelga en alguna pagina y la misma gente lo va compartiendo. Igualmente lamento no conocer más… y que no me dé el tiempo, para usarlas con más intensidad”.

¿Provocaron algún cambio en su carrera?

“Si porque a través de las redes sociales uno puede llegar a más personas y lugares también”.

 ¿Qué opina sobre Spotify? Y sobre Youtube donde la gente puede ver y escuchar música de reciales pasados ver un videoclip a través de Internet.

“Como una persona que escucha música, te diría que Spotify es maravilloso. Porque yo puedo acceder a distintas canciones, gratis… Pero yo, como autor y compositor, te diría que atenta contra todos aquellos que producimos arte y lo plasmamos en un disco o en un libro. ¿Por qué digo esto? Porque el derecho de autor no está normalizado, inclusive S.A.D.A.I.C. (Sociedad Argentina de Autores y Compositores) no tiene un sistema donde nosotros podamos cobrar por nuestras canciones, a no ser que, sea por la liquidación de un disco físico, cosa que creo está faltando tecnología para poder liquidar a cada uno de los autores. Es por ello que no estoy muy de acuerdo con es plataforma”.

¿Cuál es su opinión sobre las nuevas tendencias de hacer versión con diferentes estilos de una canción? Por ejemplo Tonolec en folklore y  Agapornis, el grupo de cumbia. Y en el caso de qué otro artista haga una versión de una canción suya en otro estilo. Le parecería bien?

“En principio, si no se modifican las estructuras originales, una cnción, no sufre un atentado… ¿Por qué digo esto? En el caso del folklore, hay infinidad de ritmos, variaciones de las que uno se pueda imaginar… El publico es el que manda… Respecto a una versión nueva de una cnción mia, a mi me puede gustarme más una versión que otra, pero la respeto profundamente, porque a mi me alaga. lo veo como un reconocimiento”.