“CHEMTRAILS”: EL FENOMENO DE LAS NUBES O ESTELAS QUIMICAS

 

file4-1

Escribe: Florencia Cejas

 

Con frecuencia se puede observar sobre los cielos de Capital y gran Buenos Aires una determinada cantidad de líneas blancas e inmediatamente asumimos sin duda que se trata de la condensación que dejan los aviones, sea comercial o de fumigación, a su paso o bien de un fenómeno natural; no obstante, desde los años 90, la explicación a este “evento” ha sido vinculado al término “chemtrails”.

¿Qué son los chemtrails? También conocidos como estela o nube química, son el resultado de fumigaciones clandestinas realizadas por aviones, en cuyos motores habilitan dispositivos internos que luego permite integrar al combustible altos niveles de desechos tóxicos y metales pesados tales como: aluminio y bario. Las nubes químicas ya han sido avistadas en los cielos de Europa, EE.UU y América Latina.

El primer caso registrado en Argentina data del 2007, en la ciudad de Rosario, donde aviones sin identificar dejaban líneas de color blanco que iban expandiéndose y adquiriendo un aspecto translucido, sin volumen, con largos flecos a sus costados. Es posible hasta ahora dudar de lo explicado, dado la escasa información que se puede hallar del tema en internet o en los medios de comunicación; además de la actitud por parte de nuestras autoridades gubernamentales y científicas al ignorar el tema, callándolo o aun peor desestimándolo, para luego darle una connotación conspirativa, casi ficticia al resolverlo como resultado de la paranoia colectiva de unos pocos en internet y redes sociales.

 

¿Que se podría decir entonces acerca de las consecuencias para nada imaginarias que han sufrido los vecinos de Rosario y Córdoba? Sin mencionar otros sectores afectados como La Patagonia, donde las fumigaciones se han hecho asiduas a la vista de los pobladores; sea de día, tarde o noche, estas nubes están formando parte del firmamento. A su vez, las sustancias y partículas que las componen permanecen en el aire, suelo y agua, contaminándolo en forma tal que repercute en la salud de la población provocando: un aumento en las enfermedades respiratorias, afecciones al sistema nervioso, cáncer, distintas alergias y lesiones cutáneas en la piel que surgen de un dia para el otro, tanto en adultos como niños; sin olvidar que también afectan a las plantas y animales.

las sustancias y partículas que las componen permanecen en el aire, suelo y agua, contaminándolo en forma tal que repercute en la salud de la población provocando: un aumento en las enfermedades respiratorias, afecciones al sistema nervioso, cáncer, distintas alergias y lesiones cutáneas en la piel

 

 

La posibilidad de que esto nos suceda no puede ser ignorada, es una problemática real y literalmente se encuentra sobre nuestras cabezas; desde fines del 2011 y principios de 2012, en las localidades del partido de La Matanza: Ramos Mejía, Haedo, Ituzaingo y Morón, aviones de color blanco o gris, han sido vistas trazando líneas blancas sobre el cielo, dejando de esta manera nubes químicas que contaminaran de manera irreversible dichas localidades para afectar la salud de sus ciudadanos. Podemos, entonces  detenernos, observar el cielo, y empezar a dedicarle tiempo a este fenómeno, informarnos acerca del mismo y realizar el trabajo que muchos de los vecinos ya afectados han iniciado, tales como: páginas donde suben  y comparten, no solo las fotos de los chemtrails manifestándose en las diferentes zonas afectadas, sino información actualizada sobre el tema a nivel nacional e internacional, además de comenzar a controlar el tráfico aéreo en dichas zonas; pero por sobre todo empezar a tomar conciencia acerca de esta situación, darle la seriedad merecida, dejar de ignorarla y preocuparnos por ser parte de la solución, ya que de lo contrario solo contribuimos para que esta forma de contaminación nos perjudique a todos de forma irremediable.